¿La manipulación informativa destruirá la democracia?
Libros
¿La manipulación informat...emocracia?
¿La manipulación informativa destruirá la democracia?
¿La manipulación informativa destruirá la democracia?

¿La manipulación informativa destruirá la democracia?


Edición:

1.ª edición 2024

F. Publicación:

Colección:

Monografico

Páginas:

204

ISBN:

978-84-1194-477-9

Idioma:

Castellano

Editorial:

Colex

Formato:

PAPEL: 17 x 24 cm.| ELECTRÓNICO: Conexión a internet necesaria para acceder al eBook

Precios con IVA incluido

+

Papel + Electrónico *

Descuento: 5.0%

Electrónico *

Descuento: 5.0%

A partir de 30€ los envíos a península son gratuitos

* Los libros electrónicos tienen una validez de un año desde que son activados. No es posible reactivar el mismo libro electrónico con un código en la misma cuenta de usuario.

Garantía Colex

Envío en 48/72 horas, sujeto a disponibilidad en stock. En cada compra en papel se activa al momento el formato electrónico. Tarifas envío fuera de península ver precios

Precios con IVA incluido

+

Papel + Electrónico *

Descuento: 5.0%

Electrónico *

Descuento: 5.0%

A partir de 30€ los envíos a península son gratuitos

* Los libros electrónicos tienen una validez de un año desde que son activados. No es posible reactivar el mismo libro electrónico con un código en la misma cuenta de usuario.


Resumen

La extensión y gravedad del fenómeno de la manipulación informativa pone en riesgo a nuestros sistemas democráticos. Se obstaculiza el proceso de toma de decisiones, se impide la correcta formación de la opinión pública, se tergiversan elecciones o se fomentan los radicalismos. El progreso tecnológico ha potenciado todos estos problemas, y aún los incrementará en el futuro inmediato. La solución es compleja ya que las realidades son múltiples, lo que dificulta precisar lo que es verdad, además de los matices que imponen las libertades de expresión e información. También la dinámica geopolítica y los intereses del propio poder favorecen esta situación.

Este libro efectúa un análisis de la sustancia de estas cuestiones desde una óptica jurídica constitucional, aunque abierta a distintas dimensiones complementarias. La respuesta debe venir por medio de un conjunto de alternativas de solución, que incluyen sanciones para los casos más graves, supervisión y detección cualificada, contrapropaganda, la apuesta por un periodismo de calidad y, sobre todo, una educación ciudadana en términos de calidad democrática y alfabetización informacional. Sólo así, con un compromiso de la sociedad y de los poderes, podremos detener el caballo desbocado de la desinformación, observado muchas veces de forma pasiva por una opinión pública aletargada.